botón
Socios
teléfono
915 609 496
Alérgenos - Ilustrado por estudio Gaubert

¡Cuidado con las pruebas que no son!

El especialista en alergias es el profesional mejor cualificado para diagnosticar alergias a los alimentos. Para el correcto diagnóstico debe demostrarse la reacción adversa a los alimentos sospechosos y el mecanismo inmunológico subyacente. Este diagnóstico consta de tres etapas:

  • 1.Historia clínica
  • 2.Demostración de hipersensibidad
  • 3.Comprobación de la ingesta-síntomas

Pruebas Diagnósticas

Historial Clínico

1.Historia clínica

El especialista le someterá a un cuestionario para conocer el origen de la alergia. Se sugiere que el paciente realice un informe escrito, un diario dietético, de todos los alimentos que consume para poder relacionarlos con el desarrollo de los síntomas.

La historia clínica debe completarse con una exploración física detallada en la que se prestará especial atención a la presencia de manifestaciones cutáneas de eczema o sequedad, así como una exploración de las vías respiratorias.

2.Demostración de hipersensibilidad

Se trata de identificar si existe sensibilización frente a alimentos. Para confirmar el diagnóstico los especialistas se tienen que ayudar de pruebas complementarias específicas.

La historia clínica debe completarse con una exploración física detallada en la que se prestará especial atención a la presencia de manifestaciones cutáneas de eczema o sequedad, así como una exploración de las vías respiratorias.

Prueba cutánea Prick test

Pruebas "in vivo" realizadas directamente sobre el paciente

  • Pruebas cutáneas: las pruebas cutáneas son pruebas muy sensibles, indoloras, rápidas, económicas y generalmente seguras. A pesar de ello no están exentas de riesgos, por lo que siempre debe realizarlas un médico especialista en alergia. Esta prueba se realiza mediante la técnica "prick" que consiste en colocar una gota del extracto del alérgeno que queremos probar en la cara anterior del antebrazo y puncionar con una lanceta en la piel a través de la gota aplicada. Una variante es el "prick-prick" en que los extractos son sustituidos por el alimento al natural (crudo o cocinado).
  • Pruebas epicutáneas (Patch Test): se utilizan en los pacientes con dermatitis de contacto y en alergias no IgE mediadas o de hipersensibilidad tardía. Consiste en depositar sobre la piel sana de la espalda un parche con el alérgeno a probar. De momento este tipo de prueba no es fiable.
  • Pruebas de exposición o provocación oral: es el método de referencia en alergia alimentaria y consiste en hacer una exposición (provocación) con el alimento sospechoso, en un medio hospitalario y de forma controlada.
  • Prueba reto: consiste en eliminar de la dieta el alimento sospechoso durante un tiempo y reintroducirlo posteriormente con cuidado.
Presencia de anticuerpos IgE en sangre (Ilustración de estudio Gaubert)

Pruebas "in vitro" realizadas en el laboratorio

Análisis de sangre dirigido especialmente para diagnosticar las reacciones de alergia mediadas por IgE (inmunoglobulinas desencadenantes de la reacción alérgica).

¿Qué es la IgE? La inmunoglobulina E es un tipo de anticuerpo, presente únicamente en mamíferos, que se encuentra principalmente en los pulmones, la piel y las membranas mucosas. Hacen que los mastocitos (un tipo de célula involucrada en el proceso de respuesta del sistema inmunológico del organismo) liberen sustancias químicas, incluyendo histamina, en el torrente sanguíneo. Son éstas sustancias químicas las que desencadenan muchos de los síntomas personas con alergia que afectan los ojos, la nariz, la garganta, los pulmones, la piel y el tracto gastrointestinal de las personas. Dado que hay un anticuerpo IgE específico para cada alérgeno, el análisis de variantes específicas en la sangre suele ayudar a determinar si se sufre de una determinada alergia.


3.Comprobación de la ingesta-síntomas

Si el médico especialista en alergias lo considera necesario realizará una prueba de exposición controlada con alimento, con el fin de establecer un diagnóstico definitivo. Esta prueba se realiza de forma preferente en un medio hospitalario y así se establece que la sensibilización frente a determinado alimento es la responsable de los síntomas del paciente.

Últimos avances en técnicas diagnósticas

Determinación de IgE Específica

En los últimos años han mejorado notablemente las técnicas de determinación de la IgE específica para cada alérgeno. Esto se ha acompañado de un incremento en el número de alérgenos que se pueden diagnosticar. Gracias a ello el estudio de IgE específica en sangre ha aumentado en fiabilidad y precisión. También es reciente la posibilidad de determinar, de forma rápida y sencilla, los mediadores en la sangre, como la triptasa (proteasa neutra sintetizada por los mastocitos, que se libera durante las reacciones con alergia).

Microarrays: Diagnóstico molecular

Pero el avance más importante lo encontramos en la utilización del diagnóstico molecular o por componentes.

Este tipo de diagnóstico se realiza mediante biochips o microarrays y gracias a él se pueden analizar varias moléculas de IgE específicas frente a un elevado número de alérgenos, de forma simultánea y con poca cantidad de suero. Una extracción de 50 microlitros de sangre (unas dos gotas) es suficiente para que un equipo de microarrays pueda detectar la reactividad alérgica de un paciente ante más de 85 componentes moleculares presentes en alimentos y numerosos pólenes.

De momento, la nueva técnica, todavía en desarrollo, se convierte en un complemento diagnóstico de las actuales pruebas, como son las cutáneas y otras técnicas de diagnóstico in vitro.

Métodos diagnósticos NO avalados por la comunidad científica

El especialista en alergia es el profesional responsable del diagnóstico de una alergia a alimentos. Sin embargo, abundan métodos alternativos para este diagnóstico, predominantemente pruebas citotóxicas (Test de Alcat), pero también otros "test de intolerancia alimentaria" basados en la medición de IgG específica u otras técnicas como la kinesiología, la bioresonancia, la electroacupuntura, etc. Ninguna de estas pruebas han demostrado validez científica contrastada ni para alergia IgE mediada ni para aquellas alergias alimentarias con otros mecanismos (no IgE mediadas).

Desde AEPNAA apoyamos las declaraciones de postura de diversas sociedades médicas al respecto, indicando que no hay ningún método diagnóstico «complementario» o «alternativo» que pueda ayudar en el diagnóstico de la alergia alimentaria, y alertando sobre la proliferación de estos métodos, que provocan un retraso en el diagnóstico y tratamientos inadecuados.

Más información

Manejo del niño con sospecha de alergia a alimentos

Evaluación diagnóstica de las alergias alimentarias

ICON Alergia Alimentaria (en Inglés)

ICON Alergia Alimentaria (en español, traducido por MundoAlergias)

ICON Enfermedades Eosinofílicas (en Inglés)

Declaración pública europea de alergia a alimentos EAACI

http://nosinmialergia.blogspot.com.es/2012/12/lo-intolerable-de-las-intolerancias.html

http://elblogdelaclinicaojeda.blogspot.com.es/2013/11/tecnicas-no-validadas-en-alergia.html

Técnicas de diagnóstico no validadas en alergia alimentaria: declaración de postura de la Societat Catalana d'Al·lèrgia i Immunologia Clínica

http://www.alergiafbbva.es/%c2%bfcomo-se-estudian-las-enfermedades-alergicas/45-pruebas-diagnosticas-de-valor-incierto-o-no-comprobado/

Libro blanco sobre alergia - WAO World Allergy Organization. Parte 4, página 16: el uso de pruebas no aporbadas aumentan los costos innecesarios en el diagnóstico de alergia